FECOR

+34 91 451 80 89

ACS-CV incorpora tres nuevos asociados y refuerza su posición territorial en la Comunidad Valenciana

La Asociación de Corredores de Seguros de la Comunidad Valenciana ACS-CV, tras un trabajo de selección de corredores, incorpora tres nuevos asociados.

 

Se trata de las corredurías  ACG 2000 de Castellón, BIMA Gestión de Riesgos de Valencia y CM Seguros, Natalia Camacho, de Valencia. Todas ellas con un perfil homogéneo y joven según indica Aurelio Gil como Director Mercantil.

 

Actualmente ACS-CV cuenta con el volumen deseado y suficiente número de corredores para mantener con crecimiento y estabilidad la diversidad de Protocolos con Aseguradoras.

 

Todos los años, se atiende distintas solicitudes de posibles asociados. Tras el trabajo de reunión presencial, consulta en la zona de influencia, comprobación de ética profesional, no coincidencia de misma población de asociados e informe del Director Mercantil, para su correspondiente elevación a Junta de Gobierno.

 

Comenta Aurelio Gil que “durante años se ha trabajado para ampliar el número de corredores y a su vez reducir la edad media, con trayectoria estable y potencial de crecimiento, teniendo como resultado el posicionamiento de la Asociación y sus mayores recursos”. Este posicionamiento en el territorio va unido a un servicio de cercanía personalizado y con conocimiento de las peculiaridades de cada corredor asociado.

 

ACS-CV ha sabido mantener el ámbito asociativo, siendo generosa por estar todos los asociados en un mismo nivel, sin diferenciar entre socios y asociados como ocurre en otros grupos o asociaciones. Se ha desarrollado de manera relevante la sección Mercantil de Protocolos con Aseguradoras.

 

La Asociación se anticipó años atrás a la situación de mercado, orientado a ayudar a los Corredores y crecer de manera estable y rentable.

 

Gracias a todo ello, ACS está creciendo en servicios para Corredores asociados en áreas como la formativa y la tecnológica, con la ayuda de los miembros de Junta de Gobierno. Ello ofrece valor y mejor futuro a los Corredores, manteniendo la importancia de la independencia de las corredurías, sin necesidad de fusiones o merma de ingresos. “Este ha sido siempre el objetivo marcado desde la Dirección Mercantil”, explica Gil.