FECOR

+34 91 451 80 89

DAS Seguros recuerda los derechos de los consumidores en los servicios vacacionales contratados por Internet

  • En verano se incrementan las consultas ante la insatisfacción de los clientes con este tipo de servicios.
  • Muchos clientes desconocen cómo hacer valer sus derechos como consumidores en las transacciones realizadas por internet.
  • Los expertos de DAS Seguros recomiendan consultar siempre sus derechos como consumidores, guardar la máxima documentación posible para la justificación de la reclamación y aprovechar todos los recursos de mediación.

Barcelona, 18 de julio de 2023.- Las consultas legales relacionadas con el ocio y el turismo aumentan exponencialmente durante los meses de verano, especialmente sobre aquellas contrataciones realizadas a través de Internet. Servicios que no cumplen las expectativas del cliente, retrasos o cancelaciones de vuelos o actividades en el último momento o pérdida de equipajes son algunos de los principales problemas que pueden surgir durante los viajes.

Los expertos de DAS Seguros, compañía especialista en protección jurídica y servicios legales, conscientes de esta problemática y del desconocimiento existente de los consumidores para ejercer sus derechos en las transacciones realizadas por internet, recomiendan hacer frente a estas situaciones mediante la reclamación.

Para ello, DAS Seguros ha elaborado una relación de tres recomendaciones básicas que serán de utilidad en caso de tener que hacerlo:

  • En primer lugar, consultar bien nuestros derechos como usuarios. Muchas veces, contratar viajes por Internet aumenta el desconocimiento de las reclamaciones a las que se tiene derecho. Por ello, es recomendable informarse previamente y leer atentamente las cláusulas donde se especifica el procedimiento legal a seguir en caso de reclamación.
    Así, más de tres horas en el retraso de un vuelo es motivo suficiente para solicitar una compensación. Lo mismo sucede con la pérdida o el extravío del equipaje o si la realidad del alojamiento no responde a las especificaciones del folleto, entre otras casuísticas.
  • Es importante también tener en cuenta que disponer de documentación que acredite el servicio contratado es fundamental para poder hacer cualquier tipo de reclamación. Por este motivo, es necesario conservar todos los folletos y ofertas comerciales, presupuestos, facturas, resguardos, billetes, garantías de compra o contratos con el número de localizador. La reclamación debe hacerse directamente a la compañía o proveedor a quien se ha pagado el servicio, ya sea la aerolínea con la que se viaja, el hotel o la empresa de alquiler de coches.
  • Aprovechar todos los recursos de mediación y vía amistosa. Los expertos legales de DAS Seguros recomiendan seguir la vía de la negociación e intentar resolver la reclamación por vía amistosa. Esto puede llevarse a cabo a través de los canales que cada empresa ponga a disposición del cliente. En el caso de no obtener respuesta o si la empresa no resuelve el problema, el cliente puede solicitar a esta el libro de reclamaciones. Al cumplimentar una de sus hojas, el cliente debe hacer constar la información de la empresa a la que se reclama el servicio, sus datos personales, una breve descripción de los hechos que motivan la reclamación y la fecha en la que han sucedido. Este tipo de reclamaciones también se pueden realizar a través de la Oficina de Atención al Consumidor de cada ayuntamiento (OMIC). Si tras agotar todos los recursos para resolver el conflicto de forma amistosa no se obtiene una respuesta satisfactoria, se puede reclamar por vía judicial.

“Llegados a este punto, se aconseja siempre recurrir a un abogado para que estudie el caso y analice las posibilidades de que la reclamación pueda prosperar por la vía judicial”, explica Natalia Mañas, responsable del Centro de Atención Jurídica de DAS Seguros.

“Afortunadamente, los consumidores están cada vez más protegidos tanto por la normativa como por la jurisprudencia. No obstante, en muchos casos el desconocimiento o la falta de tiempo hace que muchos consumidores no hagan valer sus derechos. Para ello, desde DAS recomendamos, además de los servicios de protección y asistencia en viajes y vacaciones, contar siempre con un profesional que los asesore y acompañe en su reclamación por las vías necesarias”, añade Mañas.