FECOR

+34 91 451 80 89

Pelayo finaliza el primer trimestre del 2022 con un balance muy positivo a pesar de la actual situación económica y las incertidumbres del entorno.

  • La facturación de la Mutua se mantiene muy similar a la del primer trimestre de 2021, alcanzando los 82 millones de euros.
  • El capital disponible de la Mutua se ha situado en 376,1 millones de euros y el ratio de solvencia supone 2,7 veces el capital de solvencia exigido.

 

Madrid, 25 de mayo de 2022. La facturación de Pelayo del primer trimestre se ha situado en 82 millones de euros, muy similar a la del mismo periodo de 2021. La cartera total de pólizas se sitúa por encima de 1,1 millones.

La Mutua mantiene un excelente nivel de solvencia, situándose 2,7 veces por encima de la cuantía de solvencia exigida. El capital disponible se ha situado en 376,1 millones de euros.

La facturación de autos, la más importante para Pelayo, se ha situado en el primer trimestre en 66 millones de euros, cifra muy similar a la del pasado año, marcando así un cambio de tendencia en la evolución de este ramo a pesar del descenso de las matriculaciones de vehículos. La cartera de este ramo se ha situado en 807.818 pólizas, con un ligero incremento sobre el mismo periodo del 2021.

El ratio de siniestralidad ha sido de un 66,5%, inferior al previsto y casi idéntico al del mismo periodo del ejercicio anterior. Este dato es muy positivo teniendo en cuenta que ya se han retomado volúmenes de movilidad de vehículos similares a fechas anteriores a la pandemia.

Con todo ello, el beneficio neto ha alcanzado este primer trimestre los 788 mil euros, arrojando un balance muy positivo a pesar de la actual situación económica y las incertidumbres del entorno.

Agropelayo, Sociedad de negocio agrario de la que Pelayo es socio al 50% con Agromutua, se mantiene como uno de los líderes del sector agrario y, en este primer trimestre, ha obtenido un resultado neto de 4,8 millones de euros, muy superior al pasado ejercicio.

La compañía de vida, de la que Pelayo es socio al 50% con Santa Lucía, ha alcanzado una facturación de 2,5 millones de euros y unos fondos gestionados de 90 millones de euros, con unos resultados de 297 mil euros, muy superiores al mismo periodo del año anterior.

El Plan Estratégico 2021-2023 se ha adaptado a la nueva situación del mercado, teniendo como objetivo principal el crecimiento sostenible y como objetivos instrumentales, la fidelización de los clientes de mayor valor, la implantación de la omnicanalidad y seguir aumentando la diversificación del negocio. Todo ello manteniendo el objetivo de ser líderes en calidad percibida por el cliente, con un servicio más personalizado, cercano y comprometido.